jueves, 3 de agosto de 2017

Proyecto generatrix: miles de millones de dolares de presupuesto para espiarnos.

 El gobierno del tío Sam, -o sea el verdadero gobierno mundial-, representado graficamente por un viejo de chiva con una galera señalándote con su dedo, no es mas que el dios pagano baphonet disfrazado chistosamente (¡todo un chivo!). Este es el animal favorito de la élite luciferiana que gobierna entre las sombras. Ellos no escatiman gastos para espiar a sus propios ciudadanos desde el cielo y la tierra, con todas sus instituciones, ya sea a través de sus agencias oficiales de inteligencia o con agencias de espionaje paralelas. Sus proyectos entre las sombras son muy poco conocidos en detalles, pero ampliamente denunciados por quienes saben que esta gente son verdaderos sociopatas y muy poderosos por cierto. A los exorbitantes gastos en sofisticados armamentos, satélites espías, estaciones y sub-estaciones moviles para el espionaje de gobiernos y personas, se suman los distintos proyectos para el control de sus ciudadanos y el control poblacional en Asia, Africa, América, Europa y Oceania. Puntualmente para el caso chino el control poblacional es materializado por el propio partido comunista chino que no es otra cosa que un ente gubernamental  controlado  y financiado (como socio estrategico) por la banca internacional Rothschild que opera en este territorio desde hace décadas. Cuando Gran Bretaña, - uno de los países de la red Rothschild -, le cedió a la República popular de China el territorio de Hong Kong, en realidad esto representaba un intercambio de gentilezas entre dos poderosos socios: la banca más poderosa del mundo y su enorme cliente "comunista".

 La paranoia del "avance comunista" sobre occidente justificaba cualquier gasto en el control de la población, en la defensa o el espionaje. Con la guerra fría como telón de fondo se desataron todas las ideas persecutorias, -que una organización oculta como la red Rothschild-, lleva a cabo día y noche. Planeado en sus oscuras y sucias mentes con control mental y político de sus propios ciudadanos y la instauración de un estado paralelo policiaco por si alguna otra gran crisis económica instigada por plutocratas (como la que terminaron de desatar en 1929) pone en jaque los intereses y el estilo de vida de estos inescropulosos megamillonarios.


EL ESPIONAJE  DE CADA DIA, ASI EN CASA COMO EN EL EXTRANJERO.

 Muchos proyectos secretos de la CIA sobre espionaje a la poderosa URSS todavía siguen ocultos, la potencial amenaza china y otros objetivos y enclaves siguen fríamente monitoreados uno por uno. Uno de los proyectos secretos (luego ampliamenete difundido) fue la infiltración de las amenazas marxistas en los EE.UU. y que produjo el consecuente espionaje masivo de su población, el control mental de la misma y la imposición del miedo para fines disuasivos. De lo que no se tenía mucha presición era del alto nivel de obseción del gobierno por espiar continuamente a sus ciudadanos y los costos que esto representa.

 Hasta ahora se sabía que el proyecto Generatrix, entre muchos otros, estaba destinado a espiar a las potencias comunistas como la URSS y en menor medida a China, que tenían mucha influencia política y económica sobre los países del sudeste asiático y extremo oriente (justamente el sudeste asiatico era una zona de influencia de potencias colonialistas europeas como Francia y Gran Bretaña y que luego los EE.UU. tomarían como propia), para ello se destinaron cientos y miles de millones de dólares en armamentos, sobornos y recursos para boicotear (sin éxito) a los herméticos gobiernos marxistas. Sin contar con las crueles guerras que Europa occidental y los EE.UU. llevaron a cabo en Laos, Camboya y Vietnam, entre otros países.

EL MISTERIO DE LA CAJA QUE CAYÓ DEL CIELO

 Recientemente ha salido a la luz, (como un caso resuelto), el incidente que tuvo como protagonista a una enorme caja blanca que cayó del cielo al enorme territorio de Canadá en 1962. En esa ocación un tal McPherson (un leñador de los bosques de Lutes Mountain, a 160 km de Maine), descubrió entre los árboles una enorme caja blanca con unos curiosos vidrios, que para ese entonces era todo un misterio. Los diarios de la época dieron a conocer la noticia sin mencionar la verdad y con algunas teorías conspirativas dando vuelta (nada alejado de la realidad), siempre con fuertes dosis de desinformación. Era obvio que el gobierno de alguna manera controlaba (y lo sigue haciendo) los medios de comunicación, a a sus lideres de opinión y empresarios de los medios. Además sus agencias satélites no iban a proporcionar ninguna información que comprometa la credibilidad del gobierno.

 El trabajo del Gobierno del gran hermano, ya predicho en la famosa novela de George Orwell (1949), estaba invadiendo vertiginosamente la plácida vida de los orgullosos ciudadanos americanos. La pregunta que podriamos hacernos es: ¿El proyecto Generatrix estaba realmente destinado a los paises comunistas o por el contrario tenía la intención de espiar y monitorear las actividades de la población local en suelo norteamericano? Si nos guiamos por la desinformación de los mass media de la época, los proyectos secretos destinados a espiar a sus propios ciudadanos eran una ridiculez sin sustento ni pruebas. La verdadera amenaza, para los años de la guerra fría, venía del extranjero y no del extremadamente hermético gobierno de la élite occidental, que a menudo conspiraba para el gobierno del nuevo orden mundial.


 En ese día de 1962, muchas podrán ser las conjeturas, lo cierto es que esa enorme caja blanca que colgaba de un gran globo y que cayó en una zona boscosa en Canadá pudo tener un mejor destino: las temibles e imponentes industrias que aparecían entre los Urales, o a espiar alguna actividad industrial militar cerca de Moscú, pero eso y solo eso hubiera sonado creíble en 1962, para estos días la excusa del desvío del globo que llevaba la caja filmadora podría ser parte intrigante de un gran engaño. Ya nos lo hacía saber el best seller "1984" de George Orwel, donde todos seriamos controlados en un futuro cercano, en nuestro futuro, o sea en el eterno presente del gran hermano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario